GOTAS DE ESPERANZA

Posted by on Jun 14, 2017 in Historias y Anécdotas | 0 comments

El padre Pedro Fabro, varón insigne de la Compañía de Jesús. tenia merecida fama de gran director de espíritus. Un dí­a se le acercó un caballero y le pidió le diera algunos puntos para meditar. El padre le respondió:

¡Hijo mí­o, a mí­ me basta con que haga esto: algunos ratos al dí­a, pienso: ¡Cristo en la cruz, en tanta pobreza, y yo con tanta opulencia! ¡Cristo sufriendo hambre y sed, y yo, en tan regalados banquetes! ¡Cristo desnudo, y yo costosamente vestido! ¡Cristo padeciendo horribles dolores, y yo metido entre tantas delicias!

¿Nada más que eso?

 Nada más que eso.

El caballero se fue un poco desilusionado, mas a los pocos dí­as fue invitado a una comida, y en medio de los manjares suculentos, de los vinos chispeantes, de las músicas, del vértigo de la diversión, se le vino a clavar el pensamiento: ¡Cristo con hambre y con sed, y yo agua­, hartándome y embriagándome como una bestia» Se le saltaron las lágrimas, se levantó en silencio y se retiró a un claustro.

 

 

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

468 ad