REZANDO JUNTOS, 7 de octubre. Fiesta, Nuestra Señora, Virgen del Rosario. San Lucas 1. 26-38. Ciclo A.

REZANDO JUNTOS, 7 de octubre. Fiesta, Nuestra Señora, Virgen del Rosario. San Lucas 1. 26-38. Ciclo A.

Posted by on Oct 8, 2017 in Pensamiento del día | 0 comments

En este día 7 de octubre, fiesta de Nuestra Señora del Rosario, les saludo junto a mis oraciones, preparemos nuestro corazón para este encuentro con El Señor.

Desde 1878 hasta 1903 el Papa León Trece, gran sabio, se dedica a propagar más y más la devoción al Santo Rosario. Este Pontífice llamado “El Papa del Rosario” dedica 12 Encíclicas y 22 documentos menores a recomendar a los fieles el devoto rezo del Rosario. Y lo lama: “La más agradable de las oraciones”, “Resumen del culto que se le debe tributar a la Virgen”, “Una manera fácil de hacer recordare a las almas sencillas los Dogmas principales de la fe cristiana”, “Un modo eficaz de curar el demasiado apego a lo terrenal, y “Un remedio para acostumbrarse a pensar en lo eterno que nos espera”.

Pío XI (1937) dice que “el Rosario ocupa el primer puesto entre las devociones en honor de la Virgen y que sirve para progresar en la fe, la esperanza y la caridad”.

En 1978 el Papa Juan Pablo II sorprendió al mundo, poco después de ser elegido Pontífice, con esta frase en la Plaza de San Pedro: “Mi oración preferida es el Rosario” (29 de octubre) y luego en muchísimas ocasiones fue recomendando esta hermosa práctica de piedad.

Meditemos en el Evangelio de San Lucas 1. 26-38.

Señor, no te contentas con redimir al hombre, haciéndole objeto de tu AMOR quieres asociarlo a tu Plan; quieres que el mismo hombre intervenga en su Redención.
¡Cuánto respeto y dignidad, cuan grande es Tu AMOR hacia nosotros, tus hijos rebeldes y descarriados, pero amados y buscados, para ser rescatados, ¡y eso con nuestra propia colaboración!
Para ello escoges a una doncella para hacerla Madre de TU HIJO, y de esta manera a CRISTO miembro del género humano: hermano de cada uno de nosotros.
Provocas un encuentro entre el àngel Gabriel y aquella virgen desposada con Josè de la estirpe de David, esta virgen la conocemos todos, se llamaba Marìa.
María te turbas, no entiendes: las palabras del Angel son desconcertantes: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.», Marìa, eres hallada llena de gracia, en tu corazón tienes a Dios, eres santa e inmaculada en la presencia de Dios.
El àngel insiste:”no temas”. María interrumpes:”¿es posible ser madre y virgen?”, què difícil es entender los caminos de Dios.
El ángel te responde: “no te preocupes, Vendrá el ESPIRITU SANTO… nada hay imposible para DIOS.”
María, què gran testimonio nos das, eres una mujer de fe, dócil, humilde, disponible, y respondes prontamente.
Respondes sin pretensiones ni orgullo, pero con obediencia y una clara y disponible humildad: “Hágase en mí según tu Palabra; servidora soy del Señor”
María aceptas; CRISTO se encarna; ya está el hombre incluido en el Plan divino de salvación de DIOS.
Jesucristo, el Salvador prometido (Gen 2,15; Is 11,2), por necesidad tendría que venir a nosotros mediante un acto purísimo, libre de todo defecto o pecado (Fil 2,6-7), para que esto fuera así tendría que nacer en una mujer totalmente pura desde el punto de vista sobrenatural y moral. Y ahì estàs Marìa.
Entonces Señor, podemos decir, como muestra de tu honor y poder preservaste a la Virgen María engendrada y nacida totalmente libre de defecto, libre del menor vestigio del pecado original, que es lo único que podría mancharla.
Maria fue fiel toda su vida. Vivió siempre alejada del pecado.

¿Por què?, ¿De dònde saco fuerzas la Sma.Virgen para ser fiel?: su vida de unión con Dios y de oración, el deseo de cumplir siempre su Voluntad. Maria guardaba todas esas cosas en su corazón. Maria encontraba en Dios, en la amistad con El, en la oración con El, en su conocimiento ìntimo y personal, la luz, el sentido de su vida. Maria vivió llena de Dios: “El Señor està contigo”, “Eres llena de gracia”.

Me invitas a vivir mi vida desde Dios: Ver mi vida, los acontecimientos, las personas, desde Tù perspectiva, asì como nos ves desde El cielo.
Solo desde Dios encontramos, vemos clara nuestra identidad personal, como hijos llamados a ser santos e inmaculados en tu presencia.
Como complemento de esta meditación, pueden ir a youtube. “El proyecto de Dios sobre cada uno”. Sembrando Esperanza I.

Mi propósito en este dìa, es agradecer a Marìa el don de su presencia constante en mi vida, su maternal compañía y auxilio, cuidar mi vida de gracias, evitar en mi vida los pecados graves y leves, que el Señor tambièn pueda decirme, tienes la gracia de Dios, yo estoy contigo.
Mis queridos niños, hoy el Angel se le presenta a Marìa, para decirle que ella es llena de gracia y que El Señor està con ella, esto implica que Marìa fue preservada de todo pecado, condición esencial para poder ser la mamà de Jesùs, la madre de Dios, ella nos enseña a decirle siempre sì a Dios, a ser generosos, humildes y que colaboremos como Ella a la salvación de los hombres.
P. Dennis Doren, LC

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

468 ad