DIOS / CONOCERLO POR LOS SENTIDOS / EL ELEFANTE

Posted by on Nov 6, 2017 in Historias y Anécdotas | 0 comments

Un rey de la India supo de que sus súbditos presumían mucho de su ciencia cuando hablaban de Dios. Un día de mercado, convocó a todo el pueblo en la plaza mayor. Mandó que trajeran el elefante más grande de su rebaño real. Hizo venir diez ciegos de nacimiento, les hizo poner alrededor del elefante y les pidió decirle qué era.

         Los ciegos tocaron las diversas partes sin saber de que se trataba. Al final, el Rey preguntó a los ciegos de describirle lo que era un elefante.

         El que había tocado una pierna del elefante, contestó:

– Un elefante es un áspero tronco de árbol.

         El que había tocado la trompa, dijo:

– ¡No es así! Un elefante es una gruesa soga.

         El que había tocado la cola, dijo:

– ¡No es así! Un elefante es un bastón.

         El que había tocado el vientre, dijo:

– ¡No es así! Un elefante es una tosca pared.

         El que había tocado una oreja, dijo:

– ¡No es así! Un elefante es un gran abanico.

         El que había tocado un colmillo, dijo:

– ¡No es así! Un elefante es un enorme cuerno.

         El que había tocado la espalda, dijo:

– ¡No es así! Un elefante es una pequeña colina.

         Como ninguno de los ciegos estaba de acuerdo con los demás, se armó una fuerte discusión. Entonces intervino el rey, y explicó al público:

– Sin duda se han ustedes convencido de que nuestros sentidos nos dan conocimientos muy limitados; acerca de Dios nos enseñan menos de lo que estos ciegos saben acerca del elefante.

         “En la vida presente vemos a Dios como en un espejo, confusamente” (1 Cor 13,12; Is 40,10ss; Jn 3,12).

 

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

468 ad