GOTAS DE ESPERANZA

Posted by on Jan 10, 2018 in Historias y Anécdotas | 0 comments

Durante la revolución española fue destruida una imagen de Cristo que presidía, desde el altar mayor de la iglesia parroquial, la vida de un pueblo. El escultor encargado de reconstruida pudo encontrar todos los fragmentos.

Pero las manos del crucifijo no aparecieron.

El Cristo, una vez rehecho, fue colocado en su altar. Pero el escultor no quiso hacer otras manos. La imagen sin manos tenía ahora una inscripción muy visible en su base. Decía: «Las manos las tenéis vosotros.»

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

468 ad