GOTAS DE ESPERANZA

Posted by on Jan 17, 2018 in Historias y Anécdotas | 0 comments

Pablito estaba pasando unos días apurado por los exámenes. Tenía doce años y cursaba el segundo del Bachillerato; ya se había despedido del fútbol, del cine, de todos sus amigos, hasta que saliese triunfante. Sólo le interesaban los libros, pero no tenía suficiente con el estudio del día, y sin decir nada a sus padres se pasaba una gran parte de la noche estudiando.

En aquellas horas de la noche nadie transitaba. Silencio profundo. Y se decía a sí mismo: «Todos duermen, nadie piensa en mí; ni en mis estudios, ni en mis preocupaciones.»

Desde su ventana divisaba los cristales de una iglesia cercana; a través de ellos pasaba un tenue resplandor. Lo miró fijamente Pablito y siguió diciéndose: «No todos duermen; este resplandor de la lamparilla del sagrario me delata que Jesús vela conmigo. ¡Qué consolador es este recuerdo! Cuando todos duermen, hasta mi madre, sólo Jesús vela, me ama, me bendice. Cuando todos mueran, sólo quedará Jesús para consolarme y señalarme el camino del cielo. Cuando todos me abandonen, sólo Jesús me será fiel y estará siempre a mi lado. ¡Qué amigo! Sólo Él ,me puede comprender y Él solo puede solucionar mis problemas.»

Después siguió estudiando hasta altas horas de la noche, hasta que cayó vencido por el sueño; y al fin se presentó a exámenes sin miedo, con un grito en el corazón: «Yo, con Cristo, lo puedo todo.»

 

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

468 ad