GOTAS DE ESPERANZA

Posted by on Apr 11, 2018 in Historias y Anécdotas | 0 comments

Cayó una vez en poder de los sarracenos un esclavo cristiano, y en medio de su mala suerte tuvo la ventura de que le comprara un señor muy poderoso, menos cruel que los demás y más compasivo. Tomó afición a la virtud y buenas prendas del mozo y le trataba con toda clase de consideración y cariño.

Pero el esclavo cristiano andaba siempre triste y taciturno, y mientras los otros se divertían y alegraban con música y juego, él lloraba en un rincón desconsolado. Al amo le desagradaba tal tristeza, y llegó a preguntarle:

¿Qué tienes? ¿Te falta algo? ¿No te trato bien y no te distingo de todos?

¡Ah, sí! —respondió el joven—, pero no puedo alegrarme. ¡Tengo en el corazón clavada la cruz en que murió el Redentor!

En tantas veces se lo preguntó el amo, otras tantas respondió lo mismo el esclavo. Hasta que un día, encolerizado, le dijo:

He de ver esta cruz que no te deja vivir satisfecho. Y le mandó matar, le sacó el corazón y en él, perfectamente esculpida y prodigiosamente dibujada, ¡se veía una cruz!

 

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

468 ad