EUCARISTIA

Posted by on Jun 4, 2018 in Historias y Anécdotas | 0 comments

Un oficial del ejército francés recordaba la lucha que se desarrolló en las alturas de Nuestra Señora de Lo­reto en el año 1915. Uno de sus hombres era un joven soldado inglés que mostraba poseer un valor extraordina­rio. Cada vez, cuando se daba la orden de avanzar, era el primero en saltar y zambullirse en una granizada de balas, infundiendo ánimo con su ejemplo a los demás hom­bres de la compañía. Durante una pausa en el combate, se le acercó su teniente, quien le dijo:

– “Quisiera que en la compañía hubiera unos cuantos como usted! ¿Cómo puede ser Ud. así­?

– Mi teniente fui a comulgar esta mañana.

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

468 ad