Image Alt

mayo 2022

  /    /  mayo (Page 4)

LA COMUNIÓN DE MARÍA CON JESÚS Intenta por consiguiente, alma devota, grabar estas cosas en tu corazón. Sé tranquilo y fuerte cuando venga el momento de la tentación. No te turbes ni desesperes, si llega a faltarte aquello que tanto amas o si se te niega lo que consideras que es necesario para ti. Los amigos de Jesús son a

LA COMUNIÓN DE MARÍA CON JESÚS Oh todos ustedes, los que pasan por el camino del Calvario, miren la dolorosa presencia de la Santísima Virgen María: dirijan la vista hacia la derecha de la cruz y observen a María, Madre de Cristo. No puede haber un dolor semejante al suyo; no hubo jamás en el mundo una madre que se

LA COMUNIÓN DE MARÍA CON JESÚS La rutilante Estrella del mar es sacudida por numerosas y angustiantes tempestades; pero su mente, que permanece fija en Dios, no es vencida por las perversidades humanas. Está pues erguida junto a la cruz, con constancia y paciencia, con fidelidad y amor, sin temer a los que la amenazan de muerte y

En 1969, con una población de seis millones y medio de habitantes, había aproximadamente 800 sacerdotes y más de 2,000 religiosas trabajando en la isla. La situación en 1992 está así: Siete diócesis, con 219 sacerdotes y 329 reli­gio­sas, cargan sobre sus hombros la difícil tarea de la evangelización para ll millones de cubanos; tocándole un

El Cura de Ars se dejaba embargar particularmente por la presencia real de Cristo Eucaristía. Ante el Tabernáculo solía pasar largas horas de adoración, antes de amanecer o durante la noche; durante sus homilías solía señalar al Sagrario diciendo con emoción: "El está ahí". Por ello, él, que tan pobremente vivía en su casa rectoral, no

Se cuenta que durante la guerra mundial un médico militar, estaba inclinado atendiendo a un herido en un lecho del campamento. Al darse la vuelta para tomar alguna medicina, recibió un tiro de pistola del propio paciente, que era un oficial enemigo. Por fortuna no acertó. El médico, volviendo la cabeza serenamen­te, le dijo: "Vamos, no

Pedía Carlos V vanagloriarse de que "El sol no se pusiera en sus dominios". No obstante, al cabo de cuarenta años de gobierno, he aquí que el potente se retira a un monasterio para meditar sobre la vanidad del las humanas grandezas. En la coronación de un nuevo Papa quemaron delante de él, en una ceremonia

José Carducci era profesor universitario en Bolonia. Fue a Florencia para ciertas celebraciones. Una tarde se despidió del ministro de instrucción pública: "No, dijo el ministro, quédese todavía mañana". ‑"Excelencia, no puedo, mañana tengo clase en la Universidad y los chicos me esperan" . ‑"Le dispenso yo" .‑"Ud. puede dispensarme, pero yo no me dispenso". El

Una de las muchas anécdotas que se atribuyen a Federico el Grande es la siguiente: Pasaba revista el soberano, en las inmediaciones de Berlín, a un cuerpo de ejército, cuando uno de sus ayudantes de mayor confianza le hizo notar la gran muchedumbre que a su paso se descubría respetuosamente. - Quisiera saber -comentó el oficial- de qué