Image Alt

Sembrando Esperanza

  /  Pensamiento del día   /  LA TECNICA DE LAS EXCUSAS II PARTE

LA TECNICA DE LAS EXCUSAS II PARTE

 

La Sagrada Escritura hace una viva descripción del perezoso; pasa el día entre dormir, sestear y descansar. (cfr. Prov. 6,10), quiere y no quiere cumplir su obligación (Ibid 13,4)  porque todo le parecen dificultades (Ibid 15,19), y así inventa excusas increíbles: Afuera hay un león, y si salgo seré muerto. (Ibidem 22,13).  Por eso perderá todos sus bienes (Ibid  20,4) y su campo, su trabajo y su propia alma quedará lleno de ortigas, cubierto de espinas y arruinada la cerca (Ibid 24,31)

Al perezoso se le compara a la boñiga del buey, que todos los que la tocan, sacuden sus manos(Eclo 22,2).

De la pereza se deriva con frecuencia la malicia, el rencor, la pusilanimidad, el desaliento, la torpeza e indolencia en la guarda de los mandamientos y la divagación de la mente hacia las cosas ilícitas.

El Señor hace frecuentes referencias al rigor con que será tratado el perezoso. Todo árbol que no dé buen fruto, será cortado y arrojado al fuego (Mt 7,197). El mismo dio ejemplo de vida de trabajo, que debe ser imitada por los cristianos.

3.Contra este vicio y pecado se aconseja:

  1. Considerar los trabajos de Cristo, los peligros que lleva consigo, la grandeza del premio eterno; la lectura espiritual, el trabajo y ocupación continua.
  2. Ayudará mucho persuadirse de que el tiempo es de Dios, que nos lo ha prestado–como los talentos de la parábola–para que lo administremos; cada instante tiene un valor propio irreemplazable.
  3. Diligencia en el trabajo: “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”; comenzar las cosas con ganas es tener hecho más de la mitad.
  4. Un trabajo intenso, que no significa activismo; la precipitación es una manera de perder el tiempo; las cosas se deben hacer con orden, dedicándoles el tiempo que su importancia requiera.
  5. Luchar desde el primer instante del día. “Véncete cada día desde el primer momento. levantándote en punto, a hora fija, sin conceder ni un minuto a la pereza.
  6. Alejar los pensamientos inútiles.
  7. Evitar el ocio, teniendo en cuenta que descansar no es no hacer nada, sino realizar actividades que comporten menos esfuerzo: hacer deporte, cultivar una afición, etc.

La pereza echa a perder el cuerpo de la misma manera como se echa a perder el agua es tancada.

La pereza es como la polilla que carcome y acaba con el hombre. Le mata.

La pereza es el mejor campo abonado para que el demonio siembre todo tipo de tentaciones sabiendo que darán mucho fruto.

 

 

 

Leave a comment