DESPRENDIMIENTO / COMO SE CAZAN LOS MONOS?

Posted by on Sep 25, 2017 in Historias y Anécdotas

¿Sabes cómo cazan el mono los negros? Tienen un modo muy ingenioso. Atan bien fuerte al árbol una bolsa de piel con arroz, la comida favorita del mono. En la bolsa hay un agujero de tal tamaño que por él pueda pasar justamen­te la mano del mono, pero que, lleno el puño de arroz, no pueda sacarlo de nuevo. ¡Pobre mono! Sube al árbol, mete la mano en la bolsa y la llena de comida exquisita, Sí, pero… no puede sacar el puño. En este momento sale del escon­dite un sonriente negrito; el pobre macaco grita, salta, se retuerce…, es inútil. El negro lo toma y sin embargo, el tonto no hubie­ra tenido más que abrir la mano y soltar el botín, y estaba a salvo. ¡Ah, sí! Pero antes el cautiverio, antes la muerte, que desprender­se de la presa.

 

Leer Más »

EL MATRIMONIO / LLEVA A LA MUERTE

Posted by on Sep 21, 2017 in Historias y Anécdotas

El matrimonio Marshall, ella Elisa, él Andrés, ambos ingleses, dio muerte, obrando de común acuerdo, a sus tres pequeños hijos, culminando su obra con el propio suicidio lanzándose al mar. Ella dejó una carta que dice así: “En vista de todas las cosas que están sucediendo en el mundo y lo mucho que se habla de las nuevas guerras, que significarían el exterminio de mucha gente, hemos decidido que no podemos permitir que esto suceda a nuestros hijos. Andrés y yo hemos hecho esto porque nos amamos y amamos también a nuestros hijos. Odiábamos la idea de dejarles frente a un futuro como el que otros tantos niños tuvieron que sufrir en la pasada guerra. No hay ningún otro motivo ni idea detrás de esto, y mi marido y yo estamos de acuerdo.

 

Leer Más »

GOTAS DE ESPERANZA

Posted by on Sep 20, 2017 in Historias y Anécdotas

En tiempo de san Benito había un ermitaño que vivía en una cueva. Tenía tanto miedo de volver al mundo y perder su alma, que se ató a sí mismo con una cadena a la entrada de la cueva.

Al saberlo san Benito, tuvo grande pena y le envió un recado diciéndole: «Si eres de verdad un siervo de Dios, no debes atar te con cadenas de hierro, sino con cadenas de Cristo.»

El ermitaño puso en práctica el consejo de san Benito. Más tarde envió al santo un mensaje dándole las gracias y asegurándole que se había convencido, amando a Cristo, de que el amor era más fuerte que todas las cadenas y que lo había sujetado a su cueva sin peligro de desatarse de ella (SAN GREGORIO, Diálogos III, 16).

 

Leer Más »

DESALIENTO

Posted by on Sep 14, 2017 in Historias y Anécdotas

Un hombre iba por un camino y se encontró con que una roca enorme que había caído por la ladera le cerraba el paso. Difícilmente podría el hombre remo­verla. Llegó otro, que venía detrás, y encontró a nuestro hombre que trataba de empujarla puramente con la sola fuerza de su dedo meñique. -Pero, hombre -le dijo-, ¿cree usted que con el dedo meñique logrará remover la piedra? -No -le contestó él-, ya sé que con el dedo meñi­que no haré nada, pero es que con todas las fuerzas de mis brazos tal vez tampoco lo lograría. Es muy difícil. Así ya sé que no consigo nada, pero al menos me evito el trastorno.

         El hombre del meñique es nuestra sociedad cristiana. Reconoce que las masas se apartan de la Iglesia, reconoce que en unos países hay situaciones sociales más injustas que en otros, reconoce que esas situaciones pueden modificarse por una acción colectiva. Reconoce que las comunidades de cristia­nos no se distinguen precisamente por el amor recíproco, reconoce que hay muchísimo que hacer y que no se hace nada. Y entonces va y aplica el dedo meñique sobre la roca. Sabe que así no se arregla nada, pero pien­sa que mejorar las cosas es difícil y que de este modo, al menos, no se cansa y se evita el trastorno.

Leer Más »

GOTAS DE ESPERANZA

Posted by on Sep 13, 2017 in Historias y Anécdotas

  En sus primeros tiempos, san Ignacio fue encarcelado en Salamanca por sospecha de herejía. Alguien fue a verle y le expresó su sentimiento por tal desgracia.

 ¿Desgracia? dijo san Ignacio. Poco amor a Cristo debe de tener usted en su corazón si considera una desgracia llevar cadenas por su causa. Le aseguro que en toda Salamanca no hay bastantes grillos y cadenas como los que yo deseo llevar por amor a Jesucristo.

 

Leer Más »

DEFECTOS / NO HUIR DE ELLOS, SINO VENCERLOS

Posted by on Sep 11, 2017 in Historias y Anécdotas

Refiere cierta leyenda que un antiguo monje tenía un temperamento muy vehemente, montaba en cólera con facilidad, y en tales trances movía mucho alboroto. Él mismo se avergonzaba de este defecto, y por fin se dijo: “Dejaré la comunidad. Me iré al desierto para estar solo. Allí no habrá nadie con quien disputar”. Se fue, y en adelante vivió solo en su antro.

         Cierto día, sacaba agua de la fuente y puso el cántaro en el suelo. El cántaro se tumbó. El ermitaño lo llenó nuevamente de agua… Y nuevamente se tumbó el cántaro. Sacó agua por tercera vez… Y por tercera vez se tumbó el cántaro. El ermitaño, entonces, irritado, cogió el cántaro y lo tiró al suelo con tal fuerza, que lo hizo añicos. El pobre ermitaño se llenó de verguenza por ello, pero… se enriqueció con la lección. No estaba el remedio en huir del defecto, sino en vencerlo.

 

Leer Más »

DEFECTOS / LOS GRANDES HOMBRES LOS TIENEN

Posted by on Sep 7, 2017 in Historias y Anécdotas

¡Cuánto se acrecentaría la gratitud con que recibes de manos de Dios las dotes más insignificantes, si meditaras un poco cómo tuvieron que luchar muchas veces los hombres cumbres de la humanidad con muchos defectos pequeños, dificultades y no raras veces con enfermedades heredadas! Wellinton, el gran guerrero, estaba tan enfermo de los nervios, que no podía resistir el canto del gallo. Richelieu, el célebre hombre de estado y cardenal, se moría de miedo al ver a una ardilla. Bayle no podía oír gotear el agua. Erasmo de Rotterdam se ponía nervioso al sentir el olor del pescado. A Scalígero le temblaba todo el cuerpo al ver la leche. Goethe sufría horri­blemente al oler el humo del tabaco. Pero hubo cosas más serias. La historia guarda el recuerdo de muchos hombres célebres que llevaban un espíritu heroico en un cuerpo enfer­mizo y débil. Sabemos que Helmholz, el eximio físico era…. Spinoza, el gran filósofo, y Schiller poeta …. Descartes, Kant, Milton eran de salud enclenque, tenían un cuerpo algo deformado y, no obstante, conquistaron un nombre de fama mundial.

 

Leer Más »

GOTAS DE ESPERANZA

Posted by on Sep 6, 2017 in Historias y Anécdotas

Un pastor protestante de Suiza quiso fundar un instituto de diaconisas. Acudió a un conocido suyo, sacerdote católico, y le pidió las reglas de las Hermanas de la Caridad. El sacerdote se las envió con esta observación:

«(Las reglas se las puedo mandar, mas no su espíritu.»)

Ocurre lo mismo con algunos cristianos: llevan el nombre de Cristo, acaso tienen algún libro que trata del Señor, pero… ¿y el espíritu de Cristo?

 

Leer Más »

Posted by on Sep 4, 2017 in Historias y Anécdotas

“¿El reloj iba atrasado?” ¿Sabes qué contestó Washington a un empleado, que alegó la misma excusa, al llegar tarde? -“Entonces no hay más remedio, o usted ha de comprarse otro reloj, o yo he de buscar otro empleado.”

 

Leer Más »

CRUZ/ MARTIRIO INCRUENTO

Posted by on Aug 31, 2017 in Historias y Anécdotas

Crucifijos – Está escrito que, desde pequeño, Pio XII exprimía el deseo de ser crucificado él también, “pero sin clavos”. Como adulto, realmente dio un testimonio incruento del Señor, en el sufrimiento espiritual, en la incomprensión, en la solidad y en las angustias que han oprimido todos los Papas. Su beatitud consistía en quedar unido a Cristo en una crucifixión diario “sin clavos”, sin embargo, durísima. ¡Cuántos otros mártires sin efusión de sangre en la historia de la Iglesia! Es preciso que nos adaptamos a los designios de Dios, aún sin comprenderlos. Pero con fe, porque, según el dicho de d’Arnoux, “si el mundo no cree en Jesucristo, es porque no funciona un testimonio: ¡nosotros!”

Leer Más »

GOTAS DE ESPERANZA

Posted by on Aug 30, 2017 in Historias y Anécdotas

La mártir cristiana santa Margarita (Antioquía, siglo III) fue interpelada burlonamente por el cruel prefecto Olibrio :

— Es estúpido adorar como Dios a un hombre, el cual, además, murió en el más vil de los patíbulos.

A lo que respondió la mártir:

— Recuerdas sólo su crucifixión. ¿Por qué no también su resurrección gloriosa? Aquello te probará que es hombre; esto te demostrará que es verdadero Dios.

 

Leer Más »