Image Alt

marzo 2024

  /  2024

Domingo, 3 de marzo de 2024 Primera lectura Lectura del libro del Éxodo (20,1-17): En aquellos días, el Señor pronunció las siguientes palabras: «Yo soy el Señor, tu Dios, que te saqué de Egipto, de la esclavitud. No tendrás otros dioses frente a mí. No te harás ídolos, figura alguna de lo que hay arriba en el cielo, abajo

Sábado, 2 de marzo de 2024 Primera lectura Lectura de la profecía de Miqueas (7,14-15.18-20): PASTOREA a tu pueblo, Señor, con tu cayado, al rebaño de tu heredad, que anda solo en la espesura, en medio del bosque; que se apaciente como antes en Basán y Galaad. Como cuando saliste de Egipto, les haré ver prodigios. ¿Qué Dios hay como tú, capaz de perdonar el pecado, de pasar por

Hoy, jueves, 29 de febrero de 2024 Primera lectura Lectura del libro de Jeremías (17,5-10): Esto dice el Señor: ESTO dice el Señor: «Maldito quien confía en el hombre, y busca el apoyo de las criaturas, apartando su corazón del Señor. Será como cardo en la estepa, que nunca recibe la lluvia; habitará en un árido desierto, tierra salobre e inhóspita. Bendito quien confía en el Señor y pone

Un militar se hallaba sentado con varios amigos a la mesa de un café. En una mesa contigua había seis mozalbetes, uno de los cuales, tísico, alardeaba de un valor que contrastaba con su exterior enclenque. Se puso a blasfemar, con desfachatez, de un modo asqueroso. El militar, no pudiendo oír más a aquel imbécil, se

Allá por el año 1882 toreaba en la plaza de Madrid el famosísimo Rafael Molina «Lagartijo». Junto a la puerta de entrada Se habían quedado formando corro varios banderilleros de diferentes cuadrillas. Uno de los peones de la lidia, en una exclamación espontánea, lanzó una blasfemia horrible. Al oírle Lagartijo, se dirigió al imprudente blasfemo y

En cierta ocasión, san Pío X lamentaba en presencia de alguien, cuando era coadjutor de Tombolo, el que tantos jóvenes del pueblo en su presencia no supieran leer ni escribir, ignorancia que les cerraba el paso a muchos tratos ventajosos. — Fundaremos una escuela nocturna —propuso el santo—. La dividiremos en dos grupos: un maestro nacional atenderá

Un religioso lego encontró por un camino a un obrero que blasfemaba horrorosamente. Le preguntó: — Buen hombre, ¿venís por ventura del infierno? No entendió el blasfemo la indirecta y pidió explicaciones. Le dijo entonces el religioso: — Yo hablo en español porque soy de España. Cuando oigo hablar en italiano pienso que quien así habla procede de Italia,

De mi año pasado en Santander guardo, entre otras bonitas cosas, este recuerdo, que referiré según un padre de familia me narró: «Un día bebí más de lo necesario e, inconscientemente, dejé escapar unas palabras mal sonantes. Cuando fui a acostar, según costumbre, a mi hijito (un colegial de ocho años), apartó de mí su carita con