Image Alt

Historias y anécdotas

  /  Historias y anécdotas (Page 5)

  Yo, Jesús de Nazaret, viendo próxima mi hora y estando en posesión de plenas facultades para firmar este documento, deseo repartir mis bienes entre las personas más cercanas a Mí. Mas siendo entregado como Cordero para la salvación de la humanidad, creo conveniente repartir entre todos. Y así les dejo: Todas las cosas que desde mi nacimiento

¡Cuántas oportunidades para hacer el bien y vivir con amor! Los hombres somos algo especiales, pues estamos esperando situaciones heroicas para demostrar que sí queremos llevar semillas de amor y de esperanza a los hombres; sin embargo, es claro que cada día, con un buen corazón y buenos sentimientos, podemos realizar grandes obras en bien de

Estamos volviendo de vacaciones y sin duda hemos pasado unos días hermosísimos en la playa, en el campo, con la familia, con nuestros amigos, momentos maravillosos de convivencia; realmente hemos recargado nuestras baterías y estamos dispuestos a…… ¿A qué estamos dispuestos? Ahora todo vuelve a la normalidad, y al terminar estos días santos va mi pregunta:

Los caminos por los que transitamos en la vida en muchas ocasiones están acompañados de situaciones y acontecimientos no siempre claros, por el contrario, muchos de ellos están envueltos en muchos misterios que no comprendemos. Me imagino a Jesús un Domingo de Ramos, vitoreado, alabado, la multitud lo ha proclamado Rey; pero Él sabe que dentro

  “La luz que en Navidad brilló en la noche, iluminando la gruta de Belén, donde están en silenciosa adoración María, José y los pastores, hoy resplandece y se manifiesta a todos. La Epifanía es el misterio de luz, simbólicamente indicado por la estrella que guió en su viaje a los Magos” (Benedicto XVI, Homilía 6 enero

Las calles se comienzan a vestir de fiesta, el ambiente comienza a notarse diferente, los vendedores aprovechan las instancias del momento para mejorar sus precios, adornar sus tiendas, y claro, vender todo lo que puedan. Se acerca Navidad, para nosotros cristianos tiene un sentido y valor únicos, recordar y hacer presente ese momento histórico en donde

Jackson Brown no es un gran pensador ni un Nobel de Literatura, ni siquiera un súper empresario; es sólo un hombre común, un padre como cualquier padre, preocupado por la felicidad de su hijo, que quiso escribir estos simples “consejos” al momento que éste se iría a estudiar a la Universidad, lejos de su casa. Vivir Feliz