Image Alt

Pensamiento del día

  /  Pensamiento del día (Page 24)

AVARICIA: 2-De la avaricia, uno de los siete pecados capitales, se derivan otros muchos pecados y daños para el alma. Dice Santo Tomás (2-2, q.118,1.8) que el avaro, perdiendo la sensibilidad para la desgracia del prójimo, se inquieta y busca con codicia la riqueza para sí. Con el fin de lograrla recurre, incluso, a la violencia, al

AVARICIA 1- Dejar que el corazón se aficione al dinero y a los bienes materiales en general es un grave obstáculo al amor a Dios: no se puede servir a Dios y a las riquezas(Mt 6,19-20). El Señor nos habla de otros bienes, que son, en definitiva, los únicos que pueden llenar el corazón humano, siempre insatisfecho:

ENCONTRAR A MARIA Adolezco a si mismo de pobreza en sabiduría y en ciencia espiritual, perola gracia de Dios es suprema maestra y dispensadora de la disciplina celestial. Por consiguiente, ella me basta para instruirme en todos los asuntos necesarios, y me disuade de buscar cualquier cosa fuera de lo imprescindible, y de querer conocer temas mas

Con dinero podemos comprar una cama, pero no el sueño; libros, pero no inteligencia; comida, pero no apetito; adornos, pero no simpatías; una casa, pero no un hogar; medicinas, pero no salud; lujos, pero no alegría; diversiones, pero no felicidad; un crucifijo, pero no un Salvador; una iglesia, pero no el cielo.      

Citas de la Sagrada Escritura: El amor a las riquezas de nada aprovecha: Ecl 2,17,5,9,Elo 14,3./La avaricia causa de muchos males: Prov 1,19; Eclo 10,10; I Sam 25,38; 2 Sam 17,23./Hay que guardarse de ella: Sal 118,36/Especialmente deben evitarla los que gobiernan: Ex  16,19; Prov 28,16; Is 5,23; Ez 22,12-13; Miq 3,11/A1gunos perecieron por cause de la

COMO SALUDAR A LA GLORIOSA VIRGEN  Nada de lo que pida es más precioso que la gracia, ni tengo necesidad de ninguna otra cosa fuera de ella y de la misericordia de Dios. Me basta su gracia y no necesito nada más: sin la gracia, en efecto, ¿Qué resultado tendría cualquier esfuerzo mío?, en cambio, ¿Qué puede

De cuatro manera suele presentarse la arrogancia: primero, cuando cada uno cree que lo bueno nace exclusivamente de sí mismo; cuando cree que la gracia ha sido alcanzada por los propios méritos; cuando se jacta uno de tener lo que no tiene; y cuando se desprecia a los demás queriendo aparentar como se tiene lo que

La soberbia es el menosprecio de Dios. Cuando alguno se atribuye las buenas acciones y no a Dios, que otra cosa hace sino negar a Dios? (Teofilo en Catena Aurea, Vol. VI, p.298). (Es) el apetito desordenado de la propia excelencia. (S. Tomás, Suma Teológica, 2-2q.162,a6). Si bien todos los vicios nos alejan de Dios, sólo la soberbia

COMO SALUDAR A LA GLORIOSA VIRGEN Ahora, después de éstas consideraciones, Que te pediré, mi muy querida Señora? Para mí, indigno pecador, ¿hay algo mejor, más útil, mas necesario que hallar gracia delante de ti y de tu amadísimo Hijo? Por lo tanto, pido la gracia de Dios por tu intercesión, ya que, como afirma el ángel,