Image Alt

Pensamiento del día

  /  Pensamiento del día (Page 25)

Nunca te quejes de nada ni de nadie, porque tú, únicamente tú eres la causa de todo.  Tú eres la causa de todo lo que te acongoja, como eres también la causa de tu escases, de tu situación, de tus dificultades, de tus desdichas. La causa de todo eres tú, el chambón, el pesado, el torpe,

CITAS DE LA SAGRADA ESCRITURA:  Prov 113,10 / Sab 5,8 /Jer 9,23/ Is2,11/ Prov15,25/ Lc 1,53/ I Tim 6,3-4/ I Cor, 4,7/ Gal 5,26 Con el aplauso y lisonjera aprobación del pueblo, cualquier cabeza puede calentarse. (Ovidio, Epistolae ex Ponto, IV, 4,29)

COMO SALUDAR A LA GLORIOSA VIRGEN MARIA Pero ay de aquellos que se aburren, que la rezan sin devoción, que no reflexionan sobre sus palabras más valiosas que el oro, que no saborean las copas de miel, que tantas veces recitan el Ave María sin atención ni respeto. Oh dulcísima Virgen María, presérvame de una tan grave

COMO SALUDAR A LA GLORIOSA VIRGEN,  Este es el saludo angélico, compuesto por inspiración del Espíritu Santo, del todo adecuado a tu dignidad y a tu santidad. Es una oración pobre en palabras, pero rica en misterios. Breve como discurso, pero profunda como contenido; más dulce que la miel, y más preciosa que el oro, digna de

Capitulo V Daniel. Recado del Rey Baltasar. Dos amores hicieron dos ciudades, una el amor de Dios hasta el desprecio de si mismo,  el amor a si mismo hasta el desprecio de Dios (San Agustin). Por haber amado mucho se te perdonara" Por ello el hombre más pecador es el que mas debe de amar para que se

La conversión  es la moción del Espíritu Santo, que  al hombre a realizar libre y generosamente un  cambio radical en su conducta, renunciando a Satanás y al pecado  y optando por revestirse de Cristo (pensar, amar y obrar) y luchar por sus intereses todos los días de mi vida. Cuando aún aquejado de cáncer, el no lo

COMO SALUDAR A LA GLORIOSA VIRGEN Pero ahora me postro ante ti, impulsado por sincera devoción; y totalmente encendido en veneración hacia tu suave  nombre, te repito el gozo de aquel saludo nuevo, jamás oído hasta entonces, cuando el arcángel Gabriel, enviado por Dios, entro en la intimidad de tu morada y, doblando reverente las rodillas, te

Todo es lícito, pero no todo me conviene (omnia mihi licet, sed non omnia expediuntur) San Pablo I Cor 6,12 No caer en la causa de aquel que dijo: "si no fuera por la mujer el hombre sería santo" La grandeza del hombre está en que se conoce a sí mismo como miserable. Es por lo tanto, ser